Author Archives: Admin

Visita apostólica a la Iglesia en Coyula

(Berea Internacional) — La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad: La Luz del Mundo en Coyula, recibió la visita del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García por la tarde de este día. La casa de oración funge como subsede en la celebración de la Santa Cena 2018 recibiendo a los hermanos del estado de Tamaulipas.

Después de estar un momento con los pastores de la Iglesia, el Apóstol de Jesucristo, tuvo el deseo de saludar a todos los hermanos que se hospedan en este lugar, quienes se encontraban en la oración de 15:00 horas. El Apóstol de Jesucristo externó que acudió a esta iglesia atendiendo la invitación del P.E. Carlos Rodarte, quien es el ministro de Coyula, pero que su mayor alegría era poder saludar a la Iglesia y saber cómo se encontraban. Le llenó de alegría verles firmes en su fe y les dijo que los lleva en su corazón; les invitó a unirse en una oración para agradecer al Señor este hermoso encuentro.

Al término de la oración, el Apóstol del Señor, invitó a toda la Iglesia a entonar la alabanza “Firmes y adelante”, para luego despedirse de los hermanos entre palabras de reconocimiento y bendición a su elección. Cabe mencionar que en la casa de oración se encontraban algunas visitas, las cuales escucharon las palabras del Apóstol de Jesucristo con respeto.

Ya estando en el exterior de la casa de oración, el Siervo de Dios, saludó al coro de niños de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y les saludó con alegría, recibiendo de ellos diversas demostraciones de cariño.


¡Bienvenida de paz! imparte el Apóstol de Jesucristo a delegaciones mundiales

Guadalajara, Jal. (Berea Internacional) — Luego de haber visitado este día a los hermanos y delegaciones alojadas en las colonias Bethel y Maestro Aarón Joaquín, el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García dio una gran bienvenida a hermanos de diferentes partes del país que llegaron con todo bien a Guadalajara.

Con ello, el Embajador del Reino de los Cielos dio por cerrada la primera etapa de la Santa Convocación 2018. La del traslado, en marcha que fue feliz de principio a fin, y dio principio a la Etapa de Bienvenida.

Fue a cientos de miles y miles de felices hermanos, venidos de los cuatro puntos cardinales del mundo, a quienes el Ungido de Dios les manifestó su gran alegría por verlos aquí: iguales, al margen de raza, posición económica, o social.

Atestiguaron esta memorable Bienvenida, autoridades e invitados especiales de diversas esferas de Gobierno: Federal, Estatal y municipal.

¡Hermosa Provincia el gozo de toda la tierra!


Crónica del sexto recorrido apostólico por las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara

(Coordinación de Crónica Apostólica).— El martes 7 de agosto, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, inició su sexto recorrido por las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), con el propósito de acompañar a los hermanos que, en una consagración de 24 horas, se encuentran orando por quienes vienen en camino a la ciudad de Guadalajara.

En este sexto día de recorrido, le acompañaron los siguientes ministros: P.E. Benjamín Joaquín, P.E. Benjamín Chávez, D.E. Gerson Navarro, D.E. José Isaac Chávez, Enc. Abdiel Joaquín y Enc. Moisés Carmona.

I
La iglesia de la colonia Loma Bonita, ubicada en la calle Loma Norte n. 107, en el municipio de Tonalá, fue la primera Casa de Oración visitada. El reloj marcaba las 10:53 de la noche cuando el Apóstol Naasón Joaquín arribó al primer destino de su periplo.

A su paso por el atrio del templo, saludó a algunos hermanos: «La paz del Señor sea con ustedes. Acompáñenme para que estemos en la consagración». Al ingresar al recinto sagrado, el Embajador del reino de los cielos encontró a sus hijos en la fe en oración y súplica a Dios. Los hermanos de Loma Bonita —conocida anteriormente como la Iglesia de Zalatitán—, correspondían con fe, amor y gratitud al compromiso asumido el primero de agosto: el de levantar los brazos del Apóstol de Jesucristo, en oración continua, por los que vienen en camino a Guadalajara.

Con inocultable satisfacción, el Apóstol del Señor se dirigió a sus hijos en la fe: «Dios les pague y les bendiga. Qué satisfacción siento al contemplar que sus lámparas están encendidas, velando por sus hermanos; de esta manera, levantan mis brazos. Me vengo a alegrar con ustedes en esta consagración». La iglesia, con profunda alegría, asintió: «Amén»…

Enseguida, el hermano Enc. Moisés Carmona —ministro en Berlín, Alemania—, comenzó la consagración especial. En primer lugar, invitó a los presentes a cantar el himno «Marcha con gozo», al que se unieron, como un solo hombre, el Apóstol y la Iglesia. En este momento, a semejanza de las tribus de Israel que acudían a Jerusalén, centenares de autobuses y vehículos particulares, que transitan por todas las carreteras de México, se dirigían a un destino común: «Hermosa Provincia: el gozo de toda la tierra…» (Salmos 48:2).

Mientras el himno se entonaba, los hermanos limpiaban las lágrimas que rodaban por sus mejillas. La bendición de Dios se derramaba sin par en el recinto sagrado. Otros más, glorifican a Jesucristo. Al término de la alabanza, el ministro leyó el Salmo 51: «…hazme oír gozo y alegría…», entretanto, la iglesia respondía unánime: «Gloria al Señor», «Amén, así es», «Gloria a Cristo Jesús»… Luego de dicha lectura, el Apóstol y la iglesia elevaron su plegaria al Creador.

La iglesia de Loma Bonita, conocida en sus inicios como Zalatitán, data de principios de la década de 1980. Estuvo, desde su nacimiento, bajo la responsabilidad del Grupo de Obreros de Hermosa Provincia —de Guadalajara—, hasta abril de 1994, cuando fue entregada al primer ministro ordenado, el hermano Eleazar Romero (el hermano Eliab Lupián, es el ministro local).

Cabe destacar que en la páginas de la historia de la Iglesia de Loma Bonita, el nombre del Apóstol Naasón Joaquín quedó registrado desde hace tres décadas: como integrante del Grupo de Obreros de Hermosa Provincia, el joven misionero tocó puertas, predicó la Palabra del Señor en los hogares y presidió cultos en el pequeño templo de Zalatitán. Esta noche regresó de nuevo a esta colonia, pero con la investidura espiritual que Dios le ha dado: Siervo del Dios Vivo y Apóstol de Jesucristo, por la gracia de Dios.

A las 11: 07 de la noche, el insigne visitante salió del templo con dirección a su siguiente destino.

II
De la iglesia de la colonia Loma Bonita, el Apóstol de Jesucristo se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Paseo Loma Sur n. 8615, en la colonia Loma Dorada, en el municipio de Tonalá.

El reloj marcaba las 11:29 de la noche cuando el Embajador del reino de los cielos arribó al segundo destino de su periplo. Luego de ingresar al templo, se dirigió a los hermanos: «La paz del Señor sea con ustedes. Vengo a acompañarlos en su consagración». En correspondencia, levantaron su mano y le dieron una simbólica bienvenida. La presencia del padre en la fe en ese recinto sagrado —donde cantó alabanzas, pidió por los que vienen en camino y adoró a Dios— embargó de alegría los corazones de los hermanos.

El hermano P.E. Benjamín Chávez, responsable de presidir la consagración especial, invitó a la Iglesia a cantar el himno «Si te preguntan a dónde vas». Al término de la plegaria, el insigne visitante salió del templo. El hermano D.E. Gilberto Gutiérrez, ministro local, se acercó a saludarlo. En respuesta, el Apóstol del Señor expresó: «Le dice a los hermanos que me voy feliz al encontrar esta lámpara encendida —que es un incienso que se eleva a Dios—, sus alabanzas, sus oraciones y sus brazos fuertes se ponen debajo de los míos para sostenerlos. Dios bendiga a Loma Dorada y la siga prosperando».

Cabe destacar que la Iglesia de la colonia Loma Dorada es una de las 14 subsedes que cada año hospedan y brindan alimentos a los invitados a la Santa Cena. En esta edición —agosto de 2018— hospedará a la iglesia del estado de Guanajuato. El 90 por ciento de los hermanos ya pernoctan en los albergues.

A las 11: 44 de la noche, el Siervo de Dios reanudó su recorrido con dirección al siguiente destino.

III
De la colonia Loma Dorada, el Mensajero del Evangelio eterno se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Pedro Moreno n. 62, colonia San Martín de las Flores, en el municipio de Tlaquepaque. A las 12: 22 de la mañana —del martes 8 de agosto— ingresó al recinto sagrado en compañía de sus colaboradores.

A su arribo, se dirigió al interior del templo y saludó a los hermanos tlaquepaquenses: «La paz del Señor, hermanos. Vengo a acompañarlos un momento a su consagración… Dios los bendiga». Las expresiones de algarabía espiritual y las palabras de bienvenida se fusionaron. El 11 de diciembre de 1926, procedente de Monterrey, Nuevo León, arribó a este municipio el Apóstol de Jesucristo Aarón Joaquín —donde pernoctó con su esposa, la hermana Elisa Flores—. Nueve décadas después, otro Siervo de Dios, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, fue recibido por sus hijos espirituales, oriundos de esta histórica localidad: el templo de la Iglesia La Luz del Mundo en San Martín de las Flores, es una antorcha espiritual que resplandece en medio de las tinieblas.

Como ha acontecido en todas las iglesias, sin excepción, en San Martin de las Flores se sintió también la presencia y bendición de lo Alto. El hermano D.E. José Isaac Chávez —ministro en Cuenca, España—, fue el responsable de presidir la consagración especial. En primer lugar, invitó a cantar el himno «En las olas inmensas».

Luego de constatar con enorme satisfacción que sus hijos espirituales permanecen levantando sus brazos, en una oración continua por sus hermanos que vienen en camino, el Apóstol de Jesucristo salió del templo. El reloj marcaba las 12:32 de la mañana cuando se despidió del hermano Enc. Gabriel Martínez, ministro local.

IV
De San Martín de las Flores, se trasladó a la Casa de Oración ubicada en Ampliación Río Nilo, en el municipio de Tonalá.

A las 12: 55 de la mañana, el Apóstol de Jesucristo arribó al templo. Le dio la bienvenida el hermano O.E. David Zamora, ministro local. Al ingresar al recinto sagrado, saludó al numeroso grupo de hermanos —hombres, mujeres y niños— que en ese momento cantaba un himno: «Sus oraciones levantan mis brazos. Me uno a ustedes en esta consagración».

El espacioso templo —cuya área es de 30 de metros de largo por 10.5 metros de ancho— se encontraba pletórico. El hermano Enc. Abdiel Joaquín fuer el responsable de iniciar la consagración especial. En primer lugar, invitó a entonar el himno «En las tinieblas la luz resplandeció», que se cantó al unísono. Luego de la lectura del Salmo, los hermanos elevaron su plegaria a Dios. En segundos, aquel momento se transformó en un avivamiento espiritual.

El reloj marcaba la 1: 08 de la mañana cuando el Apóstol Naasón Joaquín salió del templo, que se distingue en su alrededor por sus amplias áreas verdes.

V
De la Ampliación Río Nilo, se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Marcelino Rentería n. 4317, colonia Insurgentes, en el municipio de Guadalajara.

El reloj marcaba la 1: 20 de la mañana cuando el Apóstol del Señor arribó al último destino de su sexto recorrido. Como ha acontecido, de manera invariable, la iglesia se desbordó en alegría al contemplar al insigne visitante ingresar al templo.

«Qué alegría verlos que están unidos a mí en esta petición por sus hermanos. Vengo a acompañarles este día para alegrarme con ustedes». Enseguida, pidió al hermano D.E. Gerson Navarro —ministro en Milán, Italia— que iniciara con la consagración especial.

El ministro invitó a los presentes cantar la alabanza «Qué gozo tengo, porque soy salvo». Luego del canto, continúo la lectura del Salmo 91: «El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. ..». Enseguida, los hermanos doblaron sus rodillas y, reverencialmente, elevaron su plegaria a Dios, a favor de su Ungido.

Luego de constatar con enorme satisfacción que sus hijos espirituales permanecen levantando sus brazos, en una oración continua por sus hermanos que vienen en camino, el Apóstol de Jesucristo salió del templo.

E​l reloj marcaba ​12: 48 de la mañana cuando se despidió del hermano O.E. Caleb Ortiz, ministro local: «Me da alegría atestiguar que en este lugar están mis hijos, unidos y obedientes a mi oración, piden por sus hermanos. Dios les bendiga».

Así concluyó el sexto recorrido del Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, por algunas de las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.


Las iglesias de Guadalajara y Zona Metropolitana, reciben visita apostólica

(Berea Internacional) — Las Iglesias de Guadalajara y la Zona Metropolitana, continúan en oración permanente, rogando al Señor que le permita, a toda la Iglesia Universal que viene en camino a la Santa Cena 2018 a la ciudad de Guadalajara, llegue con bien y seguridad en su recorrido.

En el sexto recorrido por las iglesias, iniciado el día 1 de agosto, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, visita a los hermanos de la colonia Loma Bonita, colonia Loma Dorada, San Martín de las Flores, colonia Insurgentes y colonia Ampliación Río Nilo; en cada una de estas casas de oración, encontró la alegría y la fe que un enviado de Dios desea encontrar cuando le expresa su deseo a su pueblo.

La alegría del Apóstol de Jesucristo en este tiempo, es que el Señor le ha concedido un pueblo que reconoce la obra perfecta de Dios, de creer en el que Dios ha enviado; y de cumplir en una obediencia perfecta el deseo del Señor en el corazón de su Siervo.

La fe de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad: La Luz del Mundo; se ha mostrado durante todos estos días de oración permanente, donde las familias acuden a sus consagraciones sin dejar un sólo minuto de elevar una alabanza y una petición por toda la familia de la fe que está viajando a esta ciudad.


Oración de 12:00 PM – Agosto 7, 2018

Category : Noticias

TEMA: LA SANTA CENA: SU VALOR, PROPÓSITO Y TRASCENDENCIA
GUADALAJARA, México. Agosto 7, de 2018. (Berea Internacional) – La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad la luz del Mundo celebra la Santa Cena, no como un acto de tradición sino de convicción, es por ello que Dios permite a su pueblo entender, a través de la revelación que da a su Apóstol Naasón Joaquín García el valor que tiene participar de ella, ya que es un acto de procedencia divina, impregnado del amor de Jesucristo Hijo de Dios, al entregar su vida para dar redención a las almas.

El Apóstol de Jesucristo ha convocado a la Iglesia para conmemorar el sacrificio de Cristo, con el propósito de no olvidar que solamente por él, hoy su pueblo tiene oportunidad de acercarse al trono de la gracia, para hallar el oportuno socorro.

La Santa Cena tiene una trascendencia gloriosa, ya que por la intervención de la autoridad apostólica, la Iglesia se une en comunión perfecta con Cristo afirmándose la esperanza de morar eternamente con el Señor en el reino de los cielos.


La niñez de la Iglesia muestra las promesas de Dios en su Apóstol

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El niño Darío Adoniram Bucio Serrano, originario de Celaya, Guanajuato, fue uno de los nueve niños que participaron al Campeonato Internacional de cálculo mental 2018, en Moscú, Rusia —de un total de 600 niños participantes que acudieron de diferentes países como Alemania, Rusia, Bangladesh, China, España, Croacia, entre otros—. De México participaron 37 competidores y 9 de ellos resultaron ganadores. La competencia se basó en los resultados de una prueba que se elaboró a partir de 70 secuencias a resolver en el área de matemáticas.

El día de hoy, Darío estuvo con el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García y en su visita le entregó su medalla y su trofeo, a lo que el Siervo de Dios le dijo que le iba a dejar estos reconocimientos para que se los cuidara en su casa, y que cada vez que viera estos premios, dijera: Esto es del Siervo de Dios, y yo se lo estoy cuidando.

También, el Apóstol de Jesucristo, le dijo, que así como Dios le había dado esa inteligencia material para que sobresaliera en el mundo; que él también le iba a decir a Dios que le diera la sabiduría espiritual para que en un futuro colaborara en la obra del Señor.

En la prosperidad que Dios le prometió al Apóstol de Jesucristo está la inclusión de quienes conforman la niñez de la Iglesia, en ellos se está mostrando la confianza, la seguridad y la visión apostólica en que, en la Iglesia tenemos a un Dios que cumple promesas.


El Apóstol de Jesucristo recorre iglesias de Tlajomulco y Tlaquepaque

(Coordinación de Crónica Apostólica) — En la noche del día 6 y la madrugada del día 7 de agosto, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García realizó su quinto recorrido de visitas a algunas iglesias de Tlajomulco y Tlaquepaque.

El reloj marcaba las diez de la noche cuando el convoy apostólico salió de la colonia Hermosa Provincia con dirección a la colonia Santa Fe en Tlajomulco de Zúñiga; tras una hora de recorrido, a las 11:06 de la noche arribó al lugar, encontrando una Casa de oración llena y una iglesia entregada a la oración, quienes al contemplar al Ungido de Dios, experimentaron la bendición del Altísimo convirtiendo el recinto en un pentecostés.

La consagración correspondió al hermano Azriel Joaquín, quien tras una hermosa oración de Acción de gracias pidió a los hermanos entonar el himno n. 81 “Como la aurora que resplandece” refiriendo a los presentes la jubilosa respuesta a las interrogantes de su coro que son las mismas de Juan (el Teólogo): “¿Quiénes serán los que canten la canción?, ¿Quiénes serán los de vestiduras blancas?, ¿Quiénes serán los que estarán con el Cordero?, ¡Nosotros somos!, los que aceptamos su autoridad” La iglesia desbordante de gozo espiritual levantaba sus manos y glorificaban a Cristo.

Al retirarse del lugar, el Hombre de Dios, se dirigió al ministro local D.E. Abel Salazar con las siguientes palabras: “Dígale a la iglesia, que me voy muy contento porque los encontré con sus lámparas encendidas y llenas de aceite…” El ministro y su esposa saludaron al Apóstol de Dios y lo despidieron llenos de júbilo espiritual.

Colonia Guayabitos
Enseguida, la caravana apostólica se dirigió rumbo a la colonia Guayabitos en el municipio de Tlaquepaque, donde su Encargado Josué Hernández se encontraba junto con los miembros de la Iglesia, orando por los hermanos que vienen en camino. Eran las 11:47 cuando el Apóstol descendió de su vehículo y con notoria alegría saludó a los hermanos que ahí se encontraban: “Que gusto encontrarlos levantando mis manos”.

Inmediatamente el D.E. Silem García se dirigió al ministerio e invitó a los hermanos a hacer una oración de Acción de gracias, después de la cual pidió a todos entonar el himno n. 272 titulado “Israel es una Iglesia imponente”. Como introducción a las estrofas interroga a los presentes: “¿Cuántas luchas hemos pasado a lo largo de este año? El enemigo querrá empañar nuestra fiesta…pero en medio de nosotros está quien da la victoria –los hermanos levantaban sus manos y respondían con un estruendoso Amén–. Haciendo referencia a la tercera estrofa del himno entonado el hermano Asriel enfatizó, ¡No estas pidiendo por extraños, son nuestros hermanos y creemos que el próximo nueve de agosto cantaremos //Aleluya// al Cordero, porque él es el que nos ha salvado!”

Unas niñas en llanto incontenible glorificaban al ver al Hombre de Dios entre ellos, otra hermana con un bebé en sus brazos hablaba en lenguas angelicales, un hermano que no alcanzó a entrar al templo, dobló sus rodillas en la escalinata de la entrada principal para entregarse a la oración. Todos los testigos gozaban de una bendición excepcional, una hermana mayor, volteaba emocionada al ver al Apóstol, que desde su oratorio cantaba juntamente con ellos. Así vivieron la experiencia de la visita apostólica justo a la medianoche cuando terminaba el día e iniciaba el día siete de este memorable mes de agosto.

Dichosa iglesia de Polanquito
Habían transcurrido apenas los diez primeros minutos del día siete de agosto cuando el Apóstol de Dios y su comitiva arribaron a la iglesia de la colonia Polanquito ubicada también en el municipio de Tlaquepaque, donde una Casa de oración pletórica de niños, jóvenes y adultos fraternos llenaban hasta los atrios, y aguardaban la llegada del insigne visitante. Al verle llegar, todos desbordaron de júbilo, recibiendo el saludo y la gratitud del Apóstol por acompañarle a orar por sus hijos que vienen en camino a la Santa Cena.

El P.E. David Cortés subió al estrado desde donde, contagiado por el júbilo de la iglesia exclamó a gran voz: “¡Quién lo hubiese maginado, que había un secreto de Dios y hoy está entre nosotros!… ¡Viva Jehová, cantemos con júbilo a la Roca de nuestra salvación, porque el Arca de Jehová entre nosotros está!” recibiendo la unánime respuesta de un pueblo en cuyo corazón, la Obra de Dios de la que habló Cristo es perfecta e invitó a todos a entonar el himno titulado: “¡Oh hay una oración!” que refiere en su coro el poder de la plegaria de los Hombres de Dios, ¡oh que hermosa oración del Ungido del Señor, oh plegaria tan hermosa que me alcanzara el perdón, las ventanas de los cielos y los mares se abrirán, para dar paso a su pueblo a libertad”. Una iglesia consagrada y fervorosa respondía cada frase que el Pastor refería.

Posteriormente el ministro local, el Enc. Israel Núñez, convidó al Apóstol de Dios a pasar a la Casa pastoral, donde puso delante de él un alimento que el Varón de Dios aceptó antes de continuar su recorrido. En la mesa el Siervo de Dios platicó con sus invitados acerca de la fe de los hermanos que permanecen 24 horas al día en permanente oración, habló además acerca de la revelación que Dios les imparte a sus Elegidos entre otros temas.

Antes de retirarse del lugar, agradeció al hermano Israel y le dijo: “Dile a la iglesia que me da mucho gusto encontrar a mis hijos unidos en mi petición, siento en mi corazón su reconocimiento, que Dios los bendiga junto con su familia y en sus casas…” De esta manera el Apóstol de Jesucristo se retiró del lugar en medio de voces que le prodigaban bendiciones de amor y reconocimiento.

Cerro del cuatro
Finalmente, a la 1:24 de la madrugada, el insigne visitante llegó a la iglesia de la colonia ubicada en el Cerro del cuatro, también en el municipio de Tlaquepaque, “¡Qué alegría encontrarlos levantando mis manos! Vine a alegrarme con ustedes…” – expresó el Apóstol, atestiguando cómo hombres y mujeres experimentaban un gozo inefable en sus corazones y hablaban en lenguas angélicas.

Enseguida el hermano Joram Núñez tomó el micrófono y dijo a la iglesia: “Hoy la paz de Dios y la gracia de Jesucristo están entre nosotros” e hizo un paralelismo con el Zaqueo bíblico aludiendo las palabras de Cristo: “Hoy ha llegado la salvación a tu casa” los hermanos levantaban jubilosos sus manos, por haber sido encontrados haciendo la voluntad del Señor y con singular algarabía glorificaban al Dios del cielo por tan hermosa bendición.

El orador pidió entonar el himno Lema de estas consagraciones n. 337 titulado “Marcha con gozo” para referir aquel pasaje del evangelio de Juan, capítulo cuatro, donde una mujer le explica al maestro de Galilea, que los judíos y los samaritanos tenían distintos lugares para servir a Dios, a lo que Cristo le responde: ˂˂Mujer, si supieras quién es el que te dice dame de beber, sabrías que ni en este monte, ni en Jerusalén˃˃ y continuó: “Hoy la gloria de Dios no está en un lugar, la gloria de Dios está en un hombre”. Un niño se estremece y canta a voz en cuello junto con el pequeño grupo de hermanos que disfrutan el sublime momento.

Tras acompañar en oración a los hermanos durante unos minutos, después de rogar por sus hijos en la fe que vienen en camino, el Siervo de Dios se retiró del lugar dejando las siguientes palabras al ministro local Enc. Efraín Méndez y a la iglesia: “Dios los bendiga Efraín, por acompañarme con su llamita encendida. Dios los guarde y Dios los bendiga”.

Fue de esa manera como el Apóstol de Dios concluyó su quinto recorrido por las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara, volviendo a la colonia Hermosa Provincia pasadas las 2 de la madrugada.


Rueda de Prensa: Santa Cena 2018

Category : Noticias

GUADALAJARA, México (Berea Internacional) — En el marco de la festividad más grande de la Iglesia la Luz del Mundo, el Gobierno del Estado de Jalisco representado por el Secretario General, Roberto López Lara y el P.E. Eliezer Gutiérrez por parte del Ministerio de Comunicación Social de dicha asociación religiosa, ofrecieron esta mañana una rueda de prensa para informar todos los detalles de lo que será la Santa Cena 2018 en la Col. Hermosa Provincia.

Diversos medios municipales y estatales se dieron cita en el Palacio de Gobierno de Jalisco, para dar a conocer todas las eventualidades que se llevarán a cabo del 7 al 15 de Agosto de 2018, en toda la “Zona Metropolitana de Guadalajara”, la cual incluye Zapopan, Tonalá, Tlaquepaque, El Salto, entre otras localidades.

Esta fiesta conocida como la Santa Cena, es un evento internacional que conglomera a miles de personas, quienes cuentan con todos los servicios de seguridad, salud y hospedaje con el apoyo de los diferentes ayuntamientos.

Estas fueron las temáticas abordadas por los representantes de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de La Verdad: La Luz del Mundo y el Gobierno del Estado de Jalisco.


Cuarto recorrido apostólico por las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El sábado 4 de agosto, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, inició su cuarto recorrido por las iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), con el propósito de acompañar a los hermanos que, en una consagración de 24 horas, se encuentran orando por quienes vienen en camino a la ciudad de Guadalajara.

En este cuarto día de recorrido, le acompañaron los siguientes ministros: P.E. Oscar González, D.E. Dámaso Pelayo, D.E. Abdías Coronado, Enc. Rogelio Zamora, Enc. José Luis López, y el hermano Hamlet García.

I
La iglesia de la colonia San Antonio, ubicada en la calle 12 de octubre n. 824, en Guadalajara, fue la primera Casa de Oración visitada. El reloj marcaba las 9:46 de la noche cuando el Apóstol Naasón Joaquín ingresó al histórico recinto, el segundo templo de la Iglesia La Luz del Mundo, consagrado para la gloria de Dios por el Apóstol Aarón Joaquín el 31 de diciembre de 1939 —el primero, se erigió en la calle 46 n. 224, en el Sector Libertad de Guadalajara—.

En el interior del templo, se encontraba un grupo de hermanos (hombres, mujeres y niños), quienes cantaban alabanzas y oraban. El hermano P.E. Oscar Gonzalez —ministro en Madrid, España— presidió la consagración especial. En primer lugar, invitó a la congregación a cantar el himno «Amarte, oh Jesus», al que se unieron, como un solo hombre, el Apóstol y la Iglesia.

Mientras cantaban la alabanza, los hermanos lloraban de alegría. Otros más, glorifican a Jesucristo. Simbólicamente, el fervor espiritual se encontraba en su punto de ebullición. Luego de cantar el himno, el ministro leyó el Salmo 121: «Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra…».

Luego de la lectura del Salmo, el Apóstol y la iglesia elevaron su plegaria a Dios. Sabedora de que en el interior del templo se encontraba el padre en la fe, quien, con alegría atestiguaba que sus hijos espirituales lo acompañaban levantando sus brazos, a través de las oraciones continuas —como acontece en las 47 iglesias de la Zona Metropolitana de Guadalajara—.

A esta hora, centenas de autobuses y vehículos particulares se desplazan a Guadalajara. Otro contingente de hermanos viaja en avión. Este día arribó un numeroso grupo de hermanos, procedentes de diferentes ciudades de México y el extranjero, al Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo.

Al término de la plegaria, el Apóstol del Señor se puso de pie y salió del templo. A las 10: 00 de la noche, luego de saludar al hermano D.E. Natán Adán, ministro local, reanudó su periplo con dirección a su siguiente destino.

Cabe destacar que la Iglesia de la 12 de octubre, desde hace décadas, forma parte de las 14 subsedes que cada año hospedan y brindan alimentos a los hermanos que vienen a participar en la Santa Cena. En esta edición —agosto de 2018— recibirá a la iglesia del estado de Tabasco.

II
De la iglesia de la 12 de octubre, el Apóstol de Jesucristo se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Manuel M. Ponce n. 107, en la colonia San Andrés, en el municipio de Guadalajara.

El reloj marcaba las 10: 08 de la noche cuando el Embajador del reino de los cielos arribó al segundo destino de su periplo. Luego de ingresar al templo, se dirigió a sus hijos en la fe: «La paz del Señor sea con ustedes. ¡Qué bonito es contemplar que están levantando mis brazos! ¿Me permiten acompañarles un momentito?». La respuesta fue instantánea: «Amén», «Gloria a Cristo»…

El hermano Enc. Rogelio Zamora, responsable de presidir la consagración especial, invitó a la Iglesia a cantar el himno «Con la sangre preciosa». La presencia del padre en la fe en ese recinto sagrado —donde cantó alabanzas, pidió por los que vienen en camino y adoró a Dios— llenó de alegría los corazones de los miembros de la congregación.

Luego de cantar el himno, el ministro leyó el Salmo 23: «Jehová es mi pastor y nada me faltará…». Afuera del templo, una familia se detuvo a escuchar la alabanza y permaneció hasta el final.

A las 10: 23 de la noche, el Apóstol de Jesucristo salió del templo. Saludó al ministro local, hermano D.E. Alberto Bárcenas, y, acto seguido, reanudó su recorrido al siguiente destino, entretanto el avivamiento espiritual continuó al interior del recinto.

III
De la colonia San Andrés, el Mensajero del Evangelio eterno se condujo a la Casa de Oración ubicada en la calle Río Nilo n. 2545, colonia La Paz, en el municipio de Guadalajara. A las 10:33 de la noche, ingresó al recinto sagrado en compañía de sus colaboradores.

Como ha acontecido en todas las iglesias, sin excepción, en la colonia La Paz se sintió también la presencia y bendición de lo Alto. El hermano D.E. Dámaso Pelayo fue el responsable de presidir la consagración especial. Invitó a cantar el himno «La Esposa del Cordero se prepara». Entre los presentes se encontraban dos visitas.

Luego de constatar con enorme satisfacción que sus hijos espirituales permanecen levantando sus brazos, en una oración continua por sus hermanos que vienen en camino, el Apóstol de Jesucristo salió del templo.

El hermano D.E. Humberto García, ministro local, invitó al insigne visitante a pasar al pequeño aposento que la Iglesia le tiene preparado. El Apóstol del Señor, en esta pausa de su recorrido, platicó con sus colaboradores y les dio algunas instrucciones.

Al salir de la casa, saludó a los hermanos que se encontraban en la banqueta, entre ellos los niños y las visitas. Con una sonrisa paternal, se despidió también de ellos: «Dios les pague por acompañarme y levantar mis brazos. Dios les bendiga».

Una mujer, quien estuvo presente en la consagración, expresó que no pudo contener en su ser la experiencia de conocer y escuchar las palabras de un Enviado de Dios: «Se siente como una presencia que impone. No pude hablar ni moverme… Sentí muchas ganas de llorar. Sentí que él es Apóstol de Jesucristo, un Elegido de Dios, porque mi corazón lo sintió». Otra de las visitas, la señora María Luisa Cisneros, por separado, con voz entrecortada manifestó: «Quise conocer al Varón de Dios. Al contemplarlo, experimenté mucha paz y alegría. Ahora, más que nunca, deseo conocer a fondo esta doctrina». Estos testimonios dan cuenta de como el Llamamiento y la Obra de Dios actúa con poder en los corazones: «… esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado» (Juan 6: 39).

El reloj marcaba las 11: 50 de la noche cuando el Apóstol se despidió de los hermanos y continúo con su recorrido por las iglesias.

IV
De la colonia La Paz, se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Gobernador Curiel n. 332, colonia 20 de noviembre, en el municipio de Tonalá.

A las 12:04 de la mañana —del domingo 5 de agosto—, el Embajador del reino de los cielos arribó al templo. Algunas hermanas se encontraban en el atrio en ese momento. «Acompáñenme al templo para una consagración», les dijo. En el interior, El Siervo de Dios saludó a sus hijos en la fe: «Dios les bendiga y les guarde. Iniciaremos la consagración». Enseguida, el hermano Enc. José Luis López, dio lugar a la consagración especial. En primer lugar, invitó a entonar el himno «Jehová Dios mío», que los presentes entonaron con singular alegría. Posteriormente, dio lectura al Salmo 125: «Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve, sino que permanece para siempre…».

Enseguida, los hermanos doblaron sus rodillas y, reverencialmente, elevaron su plegaria en Dios. En segundos, tuvo lugar en este recinto un avivamiento espiritual. El hermano Francisco Javier Godínez —quien tiene capacidades diferentes—, experimentó la bendición apostólica que el Enviado de Dios dejó en esta colonia tonalteca. Sentado en su silla de ruedas, su alma se regocijaba en la oración, lloraba de alegría y gratitud, platicaba con su padre celestial… al igual que el resto de los hermanos.

La Iglesia de la colonia 20 de noviembre, es parte de las 14 subsedes que hospedan a los hermanos. El hermano P.D Antonio Adán, ministro local, da cuenta que este año recibirán a la iglesia del estado de Hidalgo.

El reloj marcaba las 12: 18 de la mañana cuando el Embajador de Cristo salió del templo.

V
De la colonia 20 de noviembre se trasladó a la Casa de Oración ubicada en la calle Andador Olivo n. 470, colonia Arroyo Seco, en el municipio de Tonalá.

El reloj marcaba las 12: 32 de la mañana cuando arribó al penúltimo destino de su recorrido. Como ha acontecido, de manera invariable, la iglesia se desbordó en alegría al contemplar al insigne visitante ingresar a la Casa de Oración. Simbólicamente, los hermanos, en el interior de sus almas, saltaron como becerros en manada ante la presencia y palabra de su pastor (v. Malaquías 4:2).

«Qué alegría verlos que están unidos a mí en esta petición por sus hermanos. Déjenme también alegrarme y estar un ratito con ustedes». Enseguida, pidió al hermano D.E. Abdías Coronado que iniciara con la consagración especial.

Enseguida, el ministro invitó a cantar la alabanza «Jehová Dios mío», que los presentes entonaron como un solo hombre. Al comentar una de las estrofas del himno, el ministro destacó lo acontecido el día de la manifestación apostólica, que tuvo lugar el histórico 14 de diciembre de 2014.

Luego del canto, la pequeña Casa de Oración se encontraba pletórica. El ministro continúo con la lectura del Salmo 27: «Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?..». Enseguida, los hermanos doblaron sus rodillas y, reverencialmente, elevaron su plegaria a Dios, a favor de su Ungido. La fiesta del Pentecostés se repetía en esta madrugada, ante la presencia del Mensajero del Evangelio eterno.

Un miembro de la Iglesia de la colonia Arroyo Seco, el hermano Valerio García, quien no alcanzó a ingresar al templo, pero que en la parte exterior se unió a la ferviente oración, al saber que el Apóstol de Jesucristo se encontraba en el interior, limpiándose sus ojos humedecidos y sus mejillas anegadas en lágrimas, expresó: «En mi corazón hay un grande gozo y una grande alegría, algo que no se puede explicar. El saber que el Varón de Dios está aquí, es algo que para mí es lo más hermoso y sublime». Convertido a la iglesia en 1984, agregó: «Cada día son nuevas las misericordias de Dios».


Tercer recorrido por las Iglesias de la zona metropolitana de Guadalajara

(Coordinación de Crónica Apostólica) — La madrugada del sábado 4 de agosto, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, realizó su tercer recorrido por las iglesias de la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG), acompañando a los hermanos que día y noche permanecen en una plegaria ininterrumpida por los hermanos que vienen en camino a la Santa Cena.

Colonia La Amistad
A las 4:50 a.m. el convoy apostólico salió de la colonia Hermosa Provincia hacia la colonia La Amistad en el municipio de Guadalajara. Eran las 5:10 de esa hermosa madrugada cuando el Apóstol del Señor arribó a la Casa de oración que es una representación del templo de Salomón. Un nutrido grupo de bienaventurados hermanos junto con su ministro el D.E. Magdiel Medina, se encontraban en el templo orando a Dios, cuando entró el enviado de Jesucristo.

Al percatarse de la presencia apostólica, los creyentes comenzaron a glorificar al Dios todopoderoso, en tanto que el P.E. Raymundo Braun tomaba el ministerio para presidir la consagración encomendada. Tras invitarlos a hacer una oración, pidió a los presentes entonar el himno n. 9 titulado, “Ahora Señor que me encuentro a tu lado” todos los presentes cantaban con singular emoción el himno que ahora cobraba un sentido especial para ellos.

Después de unos minutos, de profusa emoción espiritual el Ungido de Dios salió del templo acompañado del ministro local, a quien dirigió unas palabras de bendición para él y para la iglesia por haberlos encontrado cumpliendo con la encomienda que dio a todas las iglesias de la ZMG en su presentación universal del día primero de agosto. Eran las 5:25 de la mañana cuando el Apóstol del Señor se despidió de ese lugar para continuar su recorrido.

Colonia Palmira en Zapopan
Tras media hora de camino, a las 6:04 a.m. llegó a la iglesia de la colonia Palmira, ésta en el municipio de Zapopan. Al entrar en el templo, el grupo de hermanos reunidos voltearon hacia la puerta del templo llenos de júbilo espiritual por la presencia del Apóstol y el Hombre de Dios se dirigió a ellos con estas palabras: “Dios los bendiga, Dios les guarde ¡Qué alegría verlos levantando mis brazos!”.

Enseguida el D.E. Benjamín Zamora, tomó el ministerio para invitar a los presentes a entonar el himno n.241 que a su letra interroga: “¿Has oído la historia de Cristo?” Para hacer una marcada comparación entre la parodia que representan quienes ignoran la verdadera historia de Cristo y refirió: “La verdadera historia de Cristo no es un teatro, es una historia de amor puro…”

Un jovencito que se encontraba en la banca inmediata al oratorio apostólico, postrado en el suelo temblaba experimentando la bendición de Dios; del lado de las hermas se oía un sollozo contenido mientras cantaban el himno, a medida que iban llegando más hermanos que paulatinamente llenaron la Casa de oración y disfrutaron la bendición de tener entre ellos al hombre por quien en este tiempo hay reconciliación y libertad.

Colonia El Fortín (antes Santa Ana Tepetitlán)
A las 6 de la mañana con 43 minutos la caravana apostólica arribó a la pequeña iglesia ubicada en la colonia El Fortín, cuyo ministro es el hermano Juan Carlos Arciniega. Al entrar al templo que ha cambiado a una mejor ubicación y ahora es más amplio debido al crecimiento que está experimentando también la iglesia de este lugar, dijo a los hermanos que ahí se encontraban: “¡Qué gusto encontrarlos levantando mis brazos, vengo a estar un momentito en este lugar para alegrarme con ustedes!” Los presentes no daban crédito a lo que veían y oían directamente de los labios del Hombre de Dios y derramaban lágrimas por el júbilo que experimentaban en su corazón.

Enseguida el Encargado de Grupo en Hermosa Provincia Plácido Pérez, tomó el ministerio para invitar a los hermanos a entonar el himno n.187 “En otro tiempo yo me encontré”. Un hermano que iba llegando a la Casa de oración, se arrodilló con su bebé en brazos y de rodillas comenzó a hablar con Dios en lenguas angelicales. Al parecer una mujer simpatizante de la iglesia, tuvo la bendición de estar presente en el momento que el Varón de Dios visitó a los hermanos y atestiguar el amor y cuidado de este hombre para su pueblo.

Al despedirse del lugar, el Apóstol dijo al ministro local, quien en ese momento le había expresado su alegría: “Dígale a los hermanos que me voy muy feliz de este lugar, al saber que están cumpliendo la misión que les fue encomendada”, el hermano Juan Carlos asentía con la cabeza sin poder expresar palabras, pero que finalmente no eran necesarias toda vez que sus lágrimas de gratitud hablaban por él.

Colonia Paraísos del Collí en Zapopan
A las 7:10 de esa singular mañana, el Apóstol de Dios y sus acompañantes, llegaron a la iglesia de la colonia Paraísos de Collí, también en el municipio de Zapopan; en ese lugar su ministro el hermano Enc. Mizraim Rangel, al percatarse del arribo de la camioneta que conducía al Varón de Dios, salió al atrio de la Casa de oración para darle la bienvenida y agradecerle por la bendición de su visita.

El Apóstol pasó al interior del templo, donde un grupo de hermanos estaba haciendo su consagración, a éstos les refirió las mismas palabras que a todos aquellos que fueron encontrados orando en el interior de sus respectivos templos: “Me da gusto encontrarles levantando mis brazos, vine a acompañarles un momento para gozarme con ustedes”. Enseguida el D.E. Rubén Estrada subió al ministerio para invitar a los hermanos a entonar el himno n.87 titulado “Con fe y esperanza”, mientras el templo se iba llenando con los hermanos que arribaban al lugar, percatándose de la visita apostólica.

“Entre tanto peregrino, no tendré que desmayar” –refiere el himno, que el diácono resaltaba: “¡Cómo desmayar, si hay alguien que nos sostiene! Estás aquí –refirió a los presentes, porque el Siervo de Dios te invitó a levantar sus brazos, porque quiere ver que sus hijos lleguen con bien a este lugar y Dios le ha de conceder su deseo, porque no solo te dice: Ora, sino que también viene y te acompaña a orar…” Los hermanos gritaban con sus corazones llenos de gozo espiritual por esta singular bendición.

Al retirarse del lugar dejo dicho a su ministro que, agradeciera a los hermanos el hecho de acompañarle en esta suplica continua por su pueblo que vienen en camino. Eran las 7:23 de la mañana.

Bienaventurada Santa Margarita
Para finalizar el recorrido de esa mañana, el Varón de Dios visitó a sus hijos de la colonia Santa Margarita, ubicada también en el municipio de Zapopan. Eran las 7:37 de la mañana cuando los vehículos que transportaban al Apóstol y su comitiva llegaron dicho lugar. Una valla de niños vestidos con playeras que decían: “Yo amo a NJG mi padre” aguardaban en el atrio del templo y dos edecanes custodiaban la entrada principal para abrir las puertas al Enviado de Dios, quien al entrar encontró una Casa de oración pletórica de hermanos, incluyendo el coro local.

El hermano Encargado de Grupo de Provincia Josué Navarro, se encaminó al púlpito desde donde invitó a los hermanos a entonar el himno n. 540 “Tengo un refugio en la roca abierta” y refirió un testimonio de un lugar cercano a Tehuacán, Puebla donde los hermanos le enseñaron una roca gigante que tenía una cueva que, los pastores de ovejas tomaban como escondedero en tiempo de temperaturas o climas extremos y enseguida hizo alusión a la tercera estrofa del himno que refiere: “Si tempestades de odio rugen…no temo nada –e interrogó: ¿Por qué es tan seguro nuestro refugio? –dando respuesta con el coro del himno: Porque la roca que es Cristo, permanece para siempre y aunque ruja la tempestad, será seguro mi escondedero”.

Al tomar la analogía del escondedero de los pastores, exclamó a una iglesia fervorosa y henchida con la bendición de Dios: “El que representa a Cristo, aquí está con nosotros…. Cuando ores a Dios en esta mañana, no le dirás: ¿Dónde estará tu Apóstol?, ¿estará descansando? No porque no se canse, sino porque su amor supera su cansancio y su presencia en este lugar es la prueba de ello…” La iglesia levantaba sus manos y respondía con un sonoro amén en señal de afirmación.

Tras unos minutos, el Apóstol y Director Internacional de la Iglesia La Luz del Mundo, pasó a un lugar preparado, donde compartió con sus acompañantes el pan y la sal, donde hablo sobre diversos temas como, el gozo que experimentan los hermanos en su viaje a la ciudad de Guadalajara, el crecimiento de la Iglesia y la determinación del pueblo de Dios al poner su confianza en Dios todos los días. También agradeció a los hermanos de Santa Margarita por los alimentos preparados y en oración pidió a Dios su bendición para ellos.

Al finalizar de tomar sus alimentos, el ministro local D.E. Ezequiel Zamora, entregó un presente a nombre de los hermanos de Santa Margarita y le dijo que su pueblo en ese lugar lo ama, a cuyas muestras de amor el Hombre de Dios le devolvió unas hermosas palabras: “Más que el alimento, me voy muy contento al ver la obra de amor de los hermanos en este lugar. A ti te quiero pedir que seas un buen jardinero espiritual, que sepas abonar a la Iglesia del Señor, que sepas regarla con el agua de vida que es la palabra de Dios y cuidarla para que no sea dañada…”.

Al salir del recinto, un grupo de profesionistas se acercaron al Apóstol para entregar títulos académicos que pusieron a su disposición, y un grupo de hermanas cocineras se formaron para agradecer su bendición, a quienes otorgó una hermosa congratulación junto con todos los hermanos que ya se encontraban en los atrios del templo para despedirlo, “Dios les pague, Dios les bendiga, me voy muy contento de este lugar al saber que ustedes me acompañan en oración por todos los hermanos que vienen en camino a nuestra Santa Cena”.

De esa manera concluyó su tercer recorrido, animando el corazón de sus hijos que desde el día 1 de agosto hasta el día 9, permanecen en oración continua durante las 24 horas, pidiendo en favor los peregrinos que vienen a la Santa Convocación 2018.